22 agosto, 2017

Artículo Médico

El principio operativo del aparato “Cordus” y los resultados de su aplicación 

Los resultados y conclusiones del aparato de corrección autogravitacional de la columna vertebral se obtuvieron en estudios del 2001 a 2012. En más de 350 sujetos.

1. Los investigadores vinculan mecanismos fisiológicos a la acción terapéutica de las técnicas de alivio de la columna vertebral basadas en el uso de herramientas de apoyo (impacto en zonas paravertebrales) con irritaciones de los receptores kinestésicos, grupos musculares profundos, fascia, articulaciones y ligamentos de la columna, estiramiento de músculos comprimidos y apertura de articulaciones zigoapofisarias que restauran su movilidad (AV Shvetsov y Shorin AG, 2000) y contribuyen a la recuperación del tono de la musculatura paravertebral.

2. El aparato CORDUS actúa tanto en segmentos de la columna vertebral como en sus articulaciones aliviando los músculos extensores de la espalda y eliminando bloqueos en los segmentos espinales.

3. Corden actúa en profundidad en las áreas paravertebrales sobrepuestas a los canales meridianos; dichas áreas paravertebrales son las áreas de reflejo que regulan los órganos del cuerpo. El efecto terapéutico es la mejoría de las funciones hemodinámicas, así como la nutrición de las zonas paravertebrales.

4. El alivio del síndrome de dolor miofascial mejora significativamente la actividad del sistema nervioso parasimpático relativo a las funciones cardíaca y hemodinámica; se presenta también un decremento de respuestas anormales durante la prueba ortostática (A. V. Shevtsov, doctor en Biología, 2012).

5. Un ciclo estándar de terapia en los músculos paravertebrales con CORDUS reduce la hipertensión, el índice de tiempo de tensión y los valores de índice Heather calculados.

6. El método está diseñado para aliviar los músculos paravertebrales: elimina el síndrome de dolor vertebrogénico y contribuye a prevenir trastornos del movimiento y síntomas vegetativos que pueden aparecer al realizar ejercicios para construir el cinturón escapular.

Nuestra teoría es que los dolores de espalda que los pacientes presentaban se originaron por impulsos de dolor procedentes tanto de tejidos de la espina dorsal lesionados como de estructuras cercanas a la columna vertebral: articulaciones, órganos del cuerpo, piel, ligamentos y músculos paravertebrales y extravertebrales. Otras posibles fuentes de dolor en el segmento de movimiento vertebral son: ligamentos, músculos, periostea sobre los procesos, hernias discales y discos intervertebrales. Todos los impulsos nociceptivos fueron enviados al sistema nervioso central, SNC, independientemente de su fuente. Al mismo tiempo, los impulsos de dolor activaron neuronas motoras alfa y beta en las astas anteriores de la médula espinal. La activación de las neuronas motoras mencionadas causó hipertonía de los músculos inervados del sector de la columna vertebral en cuestión.

Algunos investigadores hacen énfasis en que la estimulación de los nociceptores musculares se produce cuando el espasmo muscular ocurre. Los músculos espasmados desarrollan hiperemia local, lo que incrementa la activación de nociceptores de la fibra muscular. Un músculo constantemente espasmado se convierte en fuente adicional de impulsos nociceptivos que se envían a las células de las astas posteriores del mismo segmento de la médula espinal. Por tanto, un flujo de impulsos dolorosos aumentado, incrementa la actividad de las neuronas motoras anteriores, las cuales a su vez, aumentan el espasmo muscular, formando un círculo vicioso de dolor: -espasmo muscular-más dolor-mayor espasmo muscular.

Para eliminar el espasmo muscular, recurrimos al uso de dispositivos de asistencia para aliviar la(s) unidad(es) espinal(es) funcional(es), UEF(s), (o segmentos de movimiento). El objetivo principal de la terapia fue relajar los músculos profundos en estado de hipertonía. Se obtuvo dicha relajación al mejorar la movilidad de las UEF(s). Este fue uno de los objetivos prioritarios relativo a las sesiones con aparatos de rehabilitación locomotora: restaurar la movilidad de las UEF.

El alivio y tratamiento de la columna vertebral se obtuvieron cuando las protuberancias cónicas de la unidad presionaron un grupo de músculos de una UEF situado entre los procesos transversales de las vértebras, debajo del peso corporal del paciente, relajando dichos músculos hasta lograr una tracción local entre las vértebras. Esto a su vez, provocó la extensión de ligamentos en la zona de UEF. Al mismo tiempo las corrientes de baja frecuencia generadas por el aparato contribuyeron a iniciar la relajación.

Cuando el peso corporal del paciente presionó la unidad, el paciente fue capaz de sentir el dolor, concentrarse en él y sentir su liberación por acupresión. Se aplicó una técnica de relajación eficaz para eliminar el dolor del cuerpo y la mente para restaurar la movilidad de las UEF(s) y reducir la ansiedad y el malestar.

Los resultados de la investigación (véase la Tabla 2) sugieren que la terapia de dispositivo asistido a las UEF(s) no sólo eliminó los dolores de espalda, sino que también restauró la movilidad de las principales y más vulnerables articulaciones, incluyendo las articulaciones del hombro y las articulaciones de la cadera.

La investigación indica que la unidad CORDUS corrige efectivamente en la mayoría de los pacientes la musculatura paravertebral, siempre y cuando la unidad se aplique por personal debidamente entrenado y no existan contraindicaciones por parte de los pacientes.

Conclusiones:

  1. El dispositivo CORDUS actúa tanto en la columna vertebral como en sus articulaciones para aliviar los músculos extensores de la espalda y eliminar bloqueos en las UEF(s), esto reduce o incluso elimina dolores.
  2. El aparato CORDUS actúa de manera profunda en las áreas paravertebrales sobrepuestas a los canales meridianos y áreas reflejo donde se regulan los órganos del cuerpo. La acción mecánica de CORDUS en UEF(s), combinada con acciones relajantes de las corrientes en el cuerpo, mejoran la salud, eliminan dolores y reduce la tensión nerviosa.
  3. El método diseñado para aliviar los músculos paravertebrales elimina el síndrome de dolor vertebrogénico y miofascial y contribuye a la prevención de los trastornos del movimiento y síntomas vegetativos que pueden aparecer en ejercicios físicos para construir el cinturón