INSTRUCCIONES DE USO PARA SACRUS

¡IMPORTANTE! NO apliques la terapia sin antes haber leído el manual del usuario.

Click para descargar el manual detallado:

También puede consultar vídeos de apoyo

¡Felicidades! ¡Ahora tienes la solución al problema de tu espalda! Los resultados dependerán de la constancia y el uso correcto de SACRUS.

Introducción

SACRUS está diseñado para recuperar el funcionamiento normal del sacro, atlas y diafragma desde la comodidad de tu casa. La mayoría de las personas por traumas de nacimiento, vida sedentaria, caídas en la niñez, actividad deportiva, entre otros, tienen o el sacro o el atlas (primer cervical) o ambos, desviados. En el caso del diafragma, éste puede encontrarse tenso a causa del estrés diario. 

El sacro, la base del cráneo y el diafragma son puntos biomecánicos importantes. Cualquier tipo de alteración en estos puntos provoca la fatiga crónica de la columna y de algunos órganos internos importantes. Si estas alteraciones no se tratan, con el tiempo se van desarrollando enfermedades graves y esto afecta el sistema inmunológico. SACRUS recupera el funcionamiento de estos centros, mediante una descarga osteopática suave.

El sacro, la base del cráneo y el diafragma son puntos biomecánicos importantes. Cualquier tipo de alteración en estos puntos provoca la fatiga crónica de la columna y de algunos órganos internos importantes. Si estas alteraciones no se tratan, con el tiempo se van desarrollando enfermedades graves y esto afecta el sistema inmunológico. SACRUS recupera el funcionamiento de estos centros, mediante una descarga osteopática suave.

SACRUS es de gran ayuda para las personas con problemas en la espalda, pero también es ideal para deportistas de alto rendimiento, oficinistas, yoguis, etc.

SACRUS trabaja mediante la auto-gravitación, es seguro, no invasivo y fisiológicamente natural para la columna vertebral, ya que hace uso del propio peso del cuerpo. Adicionalmente brinda los beneficios de la magnetoterapia, la digitopresión, el yoga y el masaje profundo. Este tipo de métodos se usan desde la antigüedad en la medicina oriental.

Una de las ventajas de SACRUS es que puede ser usado en casa al igual que por especialistas.


SACRUS se puede aplicar a partir de diez años de edad y con altura mayor a 140 centímetros.

SACRUS se recomienda en caso de:

 Síndrome del piriforme, dolor en nalgas y sacro, pinzamiento del nervio ciático, síndrome de túnel, dolor de rodilla, disfunción de los órganos de la pelvis pequeña, disfunción sexual (de los órganos sexuales), sacroileítis.

Neuralgia intercostal, trastornos de respiración diafragmática, disfunción del tracto gastrointestinal vertebrogénica.

Reducción de convulsiones y rigidez muscular en los niños con parálisis cerebral.

Sobrecarga muscular crónica y fallos biomecánicos en el sistema musculoesquelético provocados por entrenamientos intensivos en diferentes tipos de deporte.

Dolores de espalda y cuello, debidos a la sobretensión muscular profesional relacionados con la postura estática y con el levantamiento de peso.

Osteocondrosis en cualquier ubicación, escoliosis 1-3 grados, cifoescoliosis 1-3 grado, osteocondropatía juvenil (enfermedad de Sheyerman-Mau), errores posturales, retraso en crecimiento en altura de niños y adolescentes.

Dolores de cabeza de distinta etiología, insuficiencia de la circulación sanguínea en el cerebro relacionada con la patología de las cervicales en el cuello, síndrome de la arteria de la columna vertebral, neuralgia del nervio occipital, insomnio.

La corrección de la base del cráneo puede ayudar en caso de problemas craneales y extracraneales: cefalea, migraña, miopía, hipermetropía, dolor de cuello, osteocondrosis cervical, inestabilidad de la columna cervical, protrusión de la columna cervical, mucha dificultad en la respiración nasal, síndrome de la arteria vertebral, neuralgia occipital, trastornos del sueño.

Disfunciones del sistema nervioso autónomo provocados por los fallos biomecánicos en los segmentos locomotores de la columna vertebral: problemas cardíacos, angina pectoral, enfermedad coronaria (isquemia miocárdica), distonía neurocircular hipotónica o de tipo hipertónica, fallos funcionales en vista y oído (en particular, después de fallos periféricos de circulación sanguínea), discinesia vesicular, interrupciones o cambios en las funciones de bronquios y pulmones, estómago, intestino, hígado, páncreas, riñones, sistema genitourinario, etc., siempre y cuando no exista una lesión orgánica vital en dicho órgano.

Síndrome de dolor miofascial y restricción de la movilidad en zona del cuello, torácica y lumbar, cuando se desarrolla bloqueo funcional de los segmentos de la columna vertebral (los espasmos de los músculos intervertebrales): discalgia, lumbalgia, ciática, toralgia, cervicalgia.

Dolor como consecuencia de protrusión (que sobresale) del anillo fibroso del disco intervertebral (hernia discal), del síndrome del túnel, síndromes nerviosos periféricos, entumecimiento de las manos, síndrome de “hombro congelado”, epicondolitis del hombro.

Mejora el organismo en general y el nivel del sistema funcional; previene fallos del aparato locomotor en adultos y niños.

Para mejores resultados

Usa SACRUS según tu diagnóstico. Lea las veces que sean necesarias todo el manual y apóyate en los videos instructivos.

Realice ejercicios acorde a tu diagnóstico: de 5 a 10 minutos diarios (los puede encontrar en YouTube).

Toma suplementos para mejorar el cartílago (consulta a tu especialista).

Elimina los hábitos que empeoren tu problema: mala postura al sentarse, deshidratación, estrés, etc.

Contraindicaciones

Puedes usar SACRUS si no tienes prohibidos los masajes, ya que tiene contraindicaciones parecidas a los masajes terapéuticos. Este dispositivo tiene significativamente menos contraindicaciones que la quiropraxia y otras terapias similares.

Podemos dividir las contraindicaciones en absolutas y condicionales:

Contraindicaciones absolutas

Las absolutas normalmente son estados de salud muy graves: como cáncer, enfermedades infecciosas, etc. Estas contraindicaciones son similares a las de otras terapias para la espalda y para practicar la mayoría de los deportes.

  Procesos infecciosos específicos o no específicos en la columna vertebral y articulaciones, como: osteomielitis de la columna vertebral, espondilitis tuberculosa, espondilitis anquilosante y otras.

  Tumores en la columna vertebral y en la médula espinal, o neoplasias malignas de cualquier localización.

Lesiones traumáticas recientes (menores a 6 meses) en la columna vertebral o lesiones graves en la cabeza.

  Trastornos agudos de la circulación cerebrovascular: infarto cerebral, aterotrombosis, oclusión de la arteria vertebral y etc.

Anquilosis,completa falta de movimiento de las articulaciones.

Inestabilidad severa de los segmentos espinales (grado 3 y 4) con el padecimiento de espondilolistesis.

Enfermedades graves de los órganos internos.

  Epilepsia.

Contraindicaciones condicionales

Las contraindicaciones condicionales son cuando no se puede aplicar el aparato en una zona específica, pero sí se puede aplicar en otras zonas de la columna.

Embarazo, NO puedes usar Sacrus en el 2do y 3er trimestre.

Escoliosis grado 4: de la curvatura de la columna vertebral, puedes usar Sacrus siempre y cuando coloques el dispositivo en las zonas NO dañadas.

Hernias discales y anillo fibroso está roto, puedes usar Sacrus 6 cm arriba y/o 6 cm abajo de la zona dañada.

Cirugía de columna puedes usar Sacrus después de 6 meses de la intervención y deberás comenzar a usarlo de manera moderada.

Osteoporosis, puedes utilizar Sacrus 3 en las zonas NO dañadas.

Diagnósticos Especiales:

En algunos diagnósticos se recomienda NO colocar SACRUS directamente en la zona dañada, en estos casos el método de uso es colocar el aparato en otros puntos de la columna que no tengan contraindicaciones, evitando dicha zona. Al ser la columna un sistema conectado, toda mejoría en cualquier parte de la estructura dará beneficios a otras áreas.

ARTRITIS/ARTROSIS: no apliques en las zonas afectadas, colócalos 3 cm, arriba o abajo de este punto, sobre todo, se recomienda tomar anti-inflamatorios y someterse a magnetoterapia por lo menos dos veces al año.

PARÁLISIS CEREBRAL ESPÁSTICA INFANTIL: en casos leves puedes complementar otros tratamientos.

CERVICALGIA: las primeras tres sesiones coloque SACRUS en los puntos básicos, después de más atención en zona cervical y zona del trapecio (aplique en cada vértebra de dichas zonas).

COXARTROSIS: no apliques en la zona dañada.

DESPLAZAMIENTO DE LA VÉRTEBRA: evite colocar directamente en la zona dañada. Coloque SACRUS en zonas cercanas al problema, 3 cm arriba o abajo de la zona afectada.

DISCOS EMPALMADOS, PEGADOS O UNIDOS: evite esta zona y trabaje las zonas próximas, 3 cm más arriba o abajo del lugar de empalme.

DOLOR CIÁTICO (CADERAS Y PIES): descarga básica del sacro, te recomendamos complementar con la aplicación del aparato CORDUS.

DOLOR DE HOMBROS: mismo uso que en la cervicalgia. También se puede aplicar aparato debajo del omóplato.

DOLOR DE RODILLAS: terapia con más atención en el sacro, añadir los puntos debajo de las rodillas.

ESCOLIOSIS: use SACRUS de forma moderada*, colocando soportes. Haga ejercicios recomendados para esta enfermedad. Sólo para los grados 1, 2 o 3 (para los grados 1 y 2 se recomienda complementar con el aparato CORDUS).

ESPONDILOLISTESIS, LISTESIS y RETROLISTESIS: Evita colocar directamente en la zona dañada. Coloca SACRUS en zonas cercanas al problema, 3 cm arriba o 3 cm abajo de la zona afectada.

ESPONDILITIS ANQUILOSANTE: SACRUS puede ser aplicado hasta dos veces al día. No apliques el aparato donde las vértebras ya se unieron.

ESTENOSIS: SACRUS te ayudará a quitar los espasmos de los músculos en las zonas cercanas a la zona dañada, de esta forma reducirá la compresión de los discos intervertebrales; frenando estenosis.

FIBROMIALGIA: usa SACRUS como complemento a la terapia recomendada por tu médico. Procura hacerlo de noche de forma moderada* y en un ambiente tranquilo.

FIBROSIS: si el padecimiento se encuentra en los músculos cercanos a la vértebras, evita colocar SACRUS directamente en la zona dañada, colócalo en zonas cercanas al problema, 3 cm arriba o 3 cm abajo.

FRACTURA DE DISCO: SACRUS no puede ser colocado en la zona fracturada. Lo puede usar en zonas cercanas, 9 cm más arriba o abajo.

GONARTROSIS: evita las zonas dañadas, colócalo en segmentos cercanos: 3 cm arriba o 3 cm abajo.

HERNIAS DISCALES: aplícalo de manera básica.  Se recomienda complementar la terapia con CORDUS. Si el anillo fibroso está roto SACRUS no podrá ayudarte. Si requieres usarlo para tratar otros problemas úsalo 9 cm arriba o 9 cm abajo del área con el anillo fibroso roto.

HIPERLORDOSIS: aplicación básica. Se recomienda complementar con el aparato CORDUS.

LUMBALGIA: aplicación básica. Se recomienda complementar con el aparato CORDUS.

OSTEOARTRITIS: no apliques el aparato en la zona dañada. Es recomendable utilizar el aparato después de haber tomado desinflamatorios (consulta a un especialista).

OSTEOCONDROSIS: aplique terapia básica.

OSTEOFITOS: si sientes dolor al aplicar SACRUS en una zona en específico, evítala y trabaja las zonas aledañas.

OSTEOPENIA (PRE-OSTEOPOROSIS): SACRUS puede ser utilizado de forma moderada*.

OSTEOPOROSIS: SACRUS debe ser utilizado únicamente en las zonas no afectadas por este padecimiento.

PIE ADORMECIDO: aplicación básica. Se recomienda complementar la terapia con CORDUS.

POLIOMIELITIS: usa SACRUS de forma moderada*, coloca los soportes que necesites. Haz los ejercicios recomendados para esta enfermedad. Sólo para los grados 1 y 2.

RADICULITIS–RADICULOPATÍA: aplicación básica. Se recomienda complementar la terapia con CORDUS.

ROTOESCOLIOSIS: usa SACRUS de forma moderada*, coloca los soportes que necesites. Haz los ejercicios recomendados para esta enfermedad. Sólo para los grados 1 y 2.

VÉRTEBRA MOVIDA (DESPLAZADA): evita colocar directamente en la zona dañada. Coloca SACRUS en zonas cercanas al problema, 3 cm arriba o 3 cm abajo del área afectada.

VÉRTEBRAS UNIDAS (pegadas): evita la zona dañada. Usa 3 cm arriba o 3 cm abajo.

Uso de SACRUS en casos particulares

CIRUGÍA DE COLUMNA: SACRUS puede ser utilizado después de seis meses de haberse sometido a una intervención quirúrgica. Hay que iniciar el uso de forma moderada*.

DIABETES Tipo 1: la aplicación de SACRUS normalmente reduce el nivel de glucosa, por eso sugerimos medir su nivel antes y después de la sesión para llevar un adecuado control. Es posible que el uso de SACRUS o CORDUS impacte positivamente en la reducción de tus niveles de glucosa, consulta a tu médico para saber si es necesario reducir o no tu medicamento. Te sugerimos alternar el uso de los aparatos: un día SACRUS y un día CORDUS.

EMBARAZO: usa el aparato únicamente en la zona cervical y la  dorsal (arriba de los omóplatos).

HIPERTENSIÓN: en algunos casos el uso de SACRUS en las zonas cervical y torácica, puede provocar ansiedad y elevar la presión. Te recomendamos que el primer mes de uso de SACRUS sea en la zona lumbar-sacro, donde brindará mejoras en la circulación sanguínea. En caso de ser necesario, use de forma moderada* y lleva un control de tu presión arterial.

HIPOTENSIÓN: las personas con presión baja pueden sentir mareo al término de la sesión, es normal, por dicha razón es recomendable que uses el aparato antes de dormir.

MARCAPASOS: SACRUS cuenta con un imán de neodimio, para tu seguridad, te recomendamos retirarlo antes de usar el aparato.

PROBLEMAS DEL CORAZÓN: SACRUS debe colocarse únicamente en la zona lumbar y coxis.

 

Preparación para sesión con SACRUS

La sesión puede realizarse en su casa, oficina o puede realizarla durante sus viajes. Puede aplicar SACRUS sobre el piso o sobre la cama. Elija la forma que más le acomode. En todas las opciones obtendrá buenos resultados.

Antes de comenzar la terapia puedes preparar los soportes que te ayudarán a reducir la presión que ejerce SACRUS, pueden ser almohadas o toallas. Si realizas la terapia sobre el suelo coloca una manta doblada o tapete antiderrapante. Puedes añadir una frazada para evitar el frío.

Asegúrate de evitar corrientes de aire frío en la habitación. Te recomendamos calentar un poco la espalda antes de la sesión: pasa unos minutos sentado en el sillón, recostado en la cama o usa una compresa caliente. Programa una alarma para no quedarte dormido.

No te apresures, tómate el tiempo que sea necesario para aprender a realizar adecuadamente tus terapias.

Respiración y Relajación

El uso de SACRUS debe ser placentero y relajante. Evita hablar, leer, usar el celular o la computadora, ver televisión u otras actividades. Durante el uso del aparato es necesaria una relajación profunda y respirar con el diafragma (el “trabajo” o movimiento muscular se centra en la zona baja de los pulmones).

Concentra tu atención en la respiración y en el foco de tensión, relaja este punto mentalmente. Inhala tranquilamente con la parte baja de pulmones, deten por unos segundos, mientras exhalas dirije mentalmente todas las sensaciones positivas que pueda al punto donde está SACRUS.

No se trata de llenar los pulmones como un globo (esto provoca estrés), ni “aguantar la respiración”. Se trata de respirar de manera adecuada para relajarse.

En 1 o 2 min, notarás cómo disminuye y va desapareciendo la presión, ya que el músculo tensionado se resiste al efecto del aparato durante los primeros minutos, dando paso a la fase de relajación.

Durante la terapia tiene que sentir presión, no dolor ni molestia

 En caso de sentir molestia en la zona donde tiene contacto con el SACRUS puedes colocar una toalla doblada sobre el aparato. Esto ayudará a suavizar el contacto. En tres o cuatro sesiones su columna vertebral estará lista para un tratamiento más profundo con SACRUS.

 Si sientes mucha presión reduce el peso que cae sobre el aparato levanta el cuerpo mediante el uso de soportes (toallas, almohadas).

 Si sientes poca presión coloca un soporte debajo de SACRUS (libreta, toalla doblada) hasta sentir presión suficiente (normalmente no se aplica en la zona del sacro).

 Si entre ejercicio y ejercicio te cuesta incorporarte (normalmente esto ocurre durante las primeras sesiones de la corrección torácica) te sugerimos rodar a tu costado y de esta forma sacar el aparato.

¡IMPORTANTE! Si alguna postura con SACRUS te causa molestia, no intentes aguantarla. Evita realizar esta postura por un período y continúa con las demás posturas. Después de cierto periodo puedes probar de nuevo con la postura que te haya causado molestia.

Te sugerimos hacerte una radiografía de columna y consultar un especialista, de esta manera conocerás las contraindicaciones, el estado de tu columna y tendrás un diagnóstico adecuado.

¡ATENCIÓN! Si notas que la tensión interna del área que quieres corregir se mantiene igual durante mucho tiempo a pesar de la influencia del dispositivo, significa que debes prestarle más atención, aumentar el tiempo de aplicación del aparato hasta 5 minutos, incrementar el número de procedimientos y añadir un sistema obligatorio de ejercicios especiales (consulta a un especialista).

Recomendación: Si tienes la espalda débil empieza a realizar tus terapias sobre tu cama, y ve aumentando la intensidad de los ejercicios paulatinamente. De esta forma también obtendrás grandes resultados.

Si tienes dolor severo o problemas grave en alguna vértebra, se recomienda NO poner el aparato en dicha zona durante las primeras 10 o 15 sesiones, después comience a ponerlo de forma moderada*.

Si durante la sesión aparece alguna molestia fuerte en un punto de aplicación de SACRUS, muévelo un poco hacía arriba o hacía abajo.

Coloque una toalla sobre sacrus

Para suavizar el contacto coloca una toalla doblada sobre SACRUS (si es necesario).

Para aumentar presión coloca una toalla o libreta debajo de SACRUS.

Para aumentar presión coloca una toalla o libreta debajo de SACRUS.

*Forma Moderada

Usar SACRUS de forma moderada significa regular la presión mediante soportes o aplicándolo sobre una cama, esto para que no sienta molestia. Debes sentir una presión tolerable, nunca dolor.

Usando soportes puedes regular la presión, cuando ésta disminuya los puedes quitar poco a poco (quita uno o dos libros, o coloca una toalla de menor grosor).

Asegúrate de que la columna se encuentre justo en el centro de SACRUS.

Para mayor eficiencia te recomendamos usar SACRUS junto con CORDUS, añade ejercicios especiales según tu diagnóstico y toma suplementos para mejorar el cartílago. Consulta a tu médico.

Si sientes un dolor intenso, significa que el músculo está muy espasmado, y la articulación está gravemente inflamada. ¡El dolor a la hora de usar “SACRUS” es muy raro! Sin embargo, en caso de un dolor intenso en la región del sacro pon un cojín enrollado o una toalla doblada debajo de la cintura lo cual suavizará al máximo el procedimiento de corrección del sacro.

¡ATENCIÓN! Si el dolor es fuerte y persiste, se deberá diagnosticar las causas de una inflamación tan pronunciada de la zona, probablemente, deberá tomar un curso de terapia anti-inflamatoria en primer lugar.

En caso de un dolor fuerte a la hora de corregir la zona del diafragma, puedes poner un cojín o una toalla enrollada debajo de la cintura y el cuello.

Puede ser que después de las 2 o 3 primeras sesiones sientas un pequeño dolor en la zona de la columna vertebral (pistas de instalación del dispositivo), náuseas leves, o punzadas (una ligera sensación de ardor) en la espalda. Estás sensaciones están relacionadas con la activación de la circulación sanguínea en los tejidos de la columna vertebral, con la recuperación de la movilidad de las articulaciones de las vértebras y con la activación de la regulación vegetativa de los órganos internos.

Los que tienen la presión arterial baja pueden sentir un leve mareo porque después del tratamiento la presión arterial se reduce ligeramente. ¡Aplica SACRUS por las noches y mejora la calidad del sueño!

Se recomienda que no realices ninguna actividad física durante las 2 horas posteriores a la sesión de corrección de la columna vertebral con SACRUS.

 

Frecuencia de uso

 

Normalmente SACRUS se usa cada tercer día, de 3 a 4 min en cada punto (excepto zonas contraindicadas).

Un ciclo básico se compone de 10 sesiones. Después de terminado un ciclo se recomienda un intervalo de descanso de una semana y después repetir el ciclo, o usarlo una o dos veces a la semana.

Consulta a tu médico para saber si puedes usarlo más a menudo (cada día o en algunos casos hasta dos veces al día).

Si al otro día sientes tu espalda un poco adolorida, no uses SACRUS de 1 a 2 días.

Ficha Técnica

Material: Plástico hipoalergénico.
Peso: 180 gm.
Tamaño: 16 cm. x 8 cm. x 4 cm.
Fuerza de magnetización: imán de neodimio 01.14 – 01.17 tesla
País de origen: Rusia.
No se exponga a altas temperaturas.

Aplicación básica de SACRUS

Independientemente de la localización de tu dolencia en la columna vertebral, te recomendamos aplicar SACRUS según el esquema básico (excepto zonas contraindicadas).

Empieza el trabajo desde la zona del sacro, después relaja la zona cervical y termina con la zona del diafragma. Si gustas puedes complementar la sesión con otros puntos adicionales.

Es importante que la columna esté centrada correctamente entre las puntas de SACRUS.
La sesión puede ser realizada en el piso o en la cama.

Vista frontal

Vista frontal de Sacrus

La parte frontal de SACRUS es la que debe estar en contacto con su cuerpo

Vista trasera

Vista trasera de Sacrus

La parte trasera de SACRUS debe apoyarse en la superficie.

Zonas de tratamiento Sacrus

Nota: NO es necesario poner SACRUS en todos los puntos al mismo tiempo.

Correcta posición del cuerpo al usar Sacrus

Asegúrate de alinear correctamente tu cuerpo.

Incorrecta posición del cuerpo al usar Sacrus

Evita la posición incorrecta.

¡PRECAUCIÓN!
No comiences la terapia con SACRUS sin antes haber leído el MANUAL DE USO.

Videos proporcionados por el Doctor Dysmart Hernández Barrios quien no tiene vinculación alguna con nuestra empresa

Corrección de la zona del Sacro-Coxis

Identificamos los puntos A y B (lado X), después identificamos el último hueso de la columna (el punto se encuentra casi a la mitad de los glúteos) una vez ubicado el hueso presiona suavemente para recordar donde se encuentra el punto. (f1) Los puntos C y D están ubicados a nivel L5 lumbar

Sacrus

Una vez identificada la posición correcta del SACRUS te acuestas boca arriba con las piernas flexionadas, después levantes suavemente la cadera y colocas SACRUS en el punto ubicado anteriormente (f 1.1), baja poco a poco hasta llegar a la superficie, recuerde que sentirás presión (no en exceso). Por último estira las piernas y relájate.

NOTA: debes sentir una presión moderada sin molestia. (encuentre la forma adecuada dependiendo del estado de su espalda).

Coloca Sacrus debajo de la espalda baja

Si tienes problemas en zona lumbar o el uso de SACRUS te provoca molestia te sugerimos que coloques una toalla debajo de ésta zona o puedes poner una toalla doblada arriba de SACRUS. (f 1.2)

Si SACRUS te provoca molestia coloca una toalla debajo

Realización de posturas (SACRUS bajo del sacro)

1. Básico: Con piernas estiradas 3 o 4 min (f 2)

Sacrus debajo del Sacro

2. Básico: Con piernas dobladas 3 o 4 min (f 3)

Sacrus con piernas dobladas 3 o 4 min

3. Básico: Con piernas de rana de 2 a 3 min. (f 4)

Sacrus con piernas de rana

Si en esta posición siente demasiada molestia a la altura de la pelvis, coloque algún soporte debajo de las piernas. (f 5)

Si en esta posición siente demasiada molestia a la altura de la pelvis, coloque algún soporte debajo de las piernas

¡IMPORTANTE!
Si alguna postura con SACRUS causa molestia, evita realizarla por un período y continúa con las demás posturas.

4. Adicional: Después de haber aplicado SACRUS por 5 sesiones, coloca una pierna doblada y la otra estirada por 2 min. Después repítelo con la otra pierna. (f 6)

Después de usar Sacrus coloca una pierna doblada y la otra estirada por 2 min

5. Adicional: Después de haber aplicado SACRUS por 5 sesiones. Detén tu pierna con la mano opuesta, trata de estirar la pierna sin soltarla con un 20-30% de esfuerzo durante 6-8 s, después suelta y estírala suavemente y relájate. Repite el ejercicio con la otra pierna. Hacer dos veces para cada pierna. (f 7)

Después de haber aplicado SACRUS por 5 sesiones. Detén tu pierna con la mano opuesta

6. Ejercicio final sin SACRUS: Finaliza el tratamiento de la zona del sacro con ejercicios para la estabilización y la movilización de los músculos. Colócate en la posición inicial (acostado sobre la superficie), dobla tus piernas, abraza las rodillas, inhala y en la fase exhalación mueve la cabeza hacia las rodillas y mantén la posición entre 8 y 10 seg. No olvides respirar tranquilamente. (f 8)

Finaliza el tratamiento de la zona del sacro con ejercicios para la estabilización y la movilización de los músculos

7. En caso de sufrir de dolor ciático o molestias en caderas y piernas, te recomendamos realizar el siguiente ejercicio: recuestate con las piernas estiradas, dobla una rodilla, inhala y al exhalar con un esfuerzo de 20-30% pegue la rodilla al pecho, fija la rodilla en ese punto y continúa inhalando y exhalando, cada vez que exhales trata de pegar aún más la rodilla al pecho, haz esto durante dos minutos para cada pierna. Mantén la cabeza pegada a la superficie y la otra pierna bien estirada. (f 9)

Ejercicio en caso de sufrir de dolor ciático o molestias en caderas y piernas

Relajación de la zona cervical (alineación del Atlas)

1. Básico: localiza los puntos C y D de SACRUS, el lado X del aparato debe apuntar para la parte superior de tu cabeza. Los puntos C y D deben estar en la primera cervical justo debajo del cráneo. (f 10)

Descargar de zona cervical

2. Acuéstate boca arriba, levanta la cabeza y coloca el aparato en el piso con los puntos C y D en la primer cervical justo debajo del cráneo. (f 10.1)

Acuéstate boca arriba, levanta la cabeza y coloca el aparato en el piso con los puntos C y D en la primer cervical justo debajo del cráneo.

3. Los puntos A y B no tocan el cráneo. Enseguida estira la nuca hacia arriba con la barbilla hacia el pecho y mantén esta posición, baja la cabeza hasta apoyarla en la superficie. En caso de realizar todo correctamente sentirás un ligero jalón en la zona cervical. (f 10.2)

Los puntos A y B no tocan el cráneo. Enseguida estira la nuca hacia arriba con la barbilla hacia el pecho y mantén esta posición

También puedes realizar lo mismo con piernas dobladas y, al bajar la cabeza con el aparato hasta la superficie y al sentir un ligero jalón puedes estirar las piernas una por una para sentir un estiramiento más fuerte, no debe ser excesivo. (f 10.3)

También puedes realizar lo mismo con piernas dobladas

4. Adicional: En la misma posición mueve SACRUS un poco más abajo hasta que comiences a sentir con tu cabeza los puntos A, B, esta es la zona de bregma (punto de activación del cráneo donde se encuentran el hueso frontal y el hueso parietal). Ajusta el aparato en la posición para sentir presión moderada, sin sentir molestia. Quédate en esta posición durante 3 min.

5. Si sientes demasiada presión puedes colocar una toalla sobre el aparato.

Al terminar trabajo en la zona cervical:

Debes reactivar el tono muscular en esta zona. Retira SACRUS, dobla las rodillas y pon las manos entrelazadas detrás de tu cabeza, inhala y al exhalar lleva tu barbilla al pecho con un 20 o 30% de esfuerzo. Mantén esta posición de 8 a 10 s ¡No olvides mantener la respiración! Al terminar vuelve lentamente a la posición inicial. Repite lo mismo con piernas estiradas. (f 11)

Retira SACRUS, dobla las rodillas y pon las manos entrelazadas detrás de tu cabeza, inhala y al exhalar lleva tu barbilla al pecho con un 20 o 30% de esfuerzo

Relajación de la zona del diafragma

Descarga del diafragma

1. Para colocar SACRUS de forma adecuada en este punto es necesario ubicar primero la boca del estómago, después coloca el aparato debajo del punto ubicado (f 12). Baja poco a poco, apoyándote con los codos hasta que llegues a sentir presión sobre la boca del estómago con los puntos A y B (f 12.1)

Correcta colocación de Sacrus debajo de la boca del estómago
Correcta colocación de Sacrus debajo de la boca del estómago

2. Si tienes demasiada rigidez en el estómago no bajes por completo, mantén la posición con una presión que soportes. Mantén en esta posición hasta que ya no sientas molestia, después puedes bajar un poco más para incrementar la presión (f 12.2). Debes hacer eso hasta que soportes tu peso por completo. (f 12.3) No es necesario lograrlo en la primer sesión.

Si tienes demasiada rigidez en el estómago no bajes por completo, mantén la posición con una presión que soportes
Si tienes demasiada rigidez en el estómago no bajes por completo, mantén la posición con una presión que soportes

3. Realiza la relajación de manera moderada y placentera. Respira tranquilamente. Mantén esta posición durante 3 o 4 min. Puedes toser ligeramente para ayudar a relajar el diafragma.

Al terminar trabajo con zona del diafragma:

Se debe reactivar el tono muscular en esta zona y dar más estiramiento para el diafragma.

Primero inhala y estira la zona del diafragma, levanta la cabeza y la cintura hacia arriba arqueando ligeramente la espalda, debes sentir estiramiento en la zona del diafragma (f 13). Al inhalar mantén la respiración y posición por 3 o 4 s. Evita tensar tu cuello.

Se debe reactivar el tono muscular en esta zona y dar más estiramiento para el diafragma.

Exhala, baja la cabeza y haz que tu columna vertebral quede curvada apuntando hacia el techo. Al exhalar mantén la posición por 3 o 4 s (f 14).

Repite estos ejercicios 3 o 4 veces.

Exhala, baja la cabeza y haz que tu columna vertebral quede curvada apuntando hacia el techo. Al exhalar mantén la posición por 3 o 4 s

Zona de la rodilla

La parte estrecha de SACRUS debe estar debajo de los ligamentos de la rótula, y su parte ancha, debajo de la espinilla. (f 15)

La parte estrecha de SACRUS debe estar debajo de los ligamentos de la rótula, y su parte ancha, debajo de la espinilla

Puedes controlar la presión apoyándote con una mano sobre el piso (f 15.1)

Puedes controlar la presión apoyándote con una mano sobre el piso

Corrección de zona dorsal (adicional)

Descarga de zona dorsal

Si tienes problemas en la zona dorsal (escoliosis) pon el aparato arriba de los omóplatos de forma que los puntos “C” y “D” estén situados arriba de los omóplatos. El aparato de forma “X“ arriba, “Y“ abajo. (f 16)

Si tienes problemas en la zona dorsal (escoliosis) pon el aparato arriba de los omóplatos de forma que los puntos “C” y “D” estén situados arriba de los omóplatos.

Coloca SACRUS sobre la superficie y apoyándote con los codos baja poco a poco tu cuerpo hasta encontrar la posición correcta, recuerda que el aparato debe quedar centrado en tu columna.

En caso de tener escoliosis coloca SACRUS adecuado al eje de su columna. (f X)

Los puntos C y D tienen que estar por encima de los omóplatos, de 4 a 5 cm debajo de la vértebra C7 (la vértebra que sobresale a la altura de los hombros). Atención los puntos A y B están al aire, no tocan la zona cervical.

Te recomendamos usar un soporte de aprox. 3 o 4 cm de altura (toalla, almohada, libro) debajo de la cabeza. Para dar más presión puedes estirar los brazos por detrás de la cabeza o debajo de ella o déjalos a los costados. (f 16.1)

Te recomendamos usar un soporte de aprox. 3 o 4 cm de altura (toalla, almohada, libro) debajo de la cabeza.

Para situar SACRUS debajo de los omóplatos, flexiona las piernas, levanta las caderas y con tus manos coloca SACRUS con lado “Y” debajo de los omóplatos (f 17) (aprox. en la proyección de la boca del estómago), baja tu cadera lentamente. (f 17.1)

Para suavizar el contacto coloca una toalla doblada sobre SACRUS.

Para situar SACRUS debajo de los omóplatos, flexiona las piernas, levanta las caderas y con tus manos coloca SACRUS con lado “Y” debajo de los omóplatos

Recomendación general para zona torácica:

Al terminar el trabajo en la zona torácica, retira SACRUS. Para reactivar el tono muscular en esta zona, estira los brazos por detrás de la cabeza, estira las piernas. Con un esfuerzo de 20-30% mantén el estiramiento en todo el cuerpo por 10 o 15 s. ¡Mantén la respiración! (f 18)

Para reactivar el tono muscular en esta zona, estira los brazos por detrás de la cabeza, estira las piernas. Con un esfuerzo de 20-30% mantén el estiramiento en todo el cuerpo por 10 o 15 s.

Relajación de la zona de la cadera:

Adicionalmente se puede aplicar el aparato bajo de la cadera. Es bueno para prevenir la artrosis/artritis.

SACRUS se coloca al nivel de proyección de la pelvis de manera que su parte estrecha está dirigida hacia adelante y su parte ancha hacia atrás. (f 19)

SACRUS se coloca al nivel de proyección de la pelvis de manera que su parte estrecha está dirigida hacia adelante y su parte ancha hacia atrás.

Zona del pie

La parte ancha de SACRUS debe estar debajo del talón, y su parte estrecha, debajo del metatarso.

La parte ancha de SACRUS debe estar debajo del talón, y su parte estrecha, debajo del metatarso.

Zona de omóplatos

Puedes colocar SACRUS debajo del omóplato.

Puedes colocar SACRUS debajo del omóplato.

Después de las primeras sesiones: puede sentir una pequeña molestia en una parte de la columna vertebral, mareo o picor (ligera quemazón) en la espalda, esto está asociado a la activación de la circulación sanguínea en el tejido endocrino, recuperación de la movilidad de las articulaciones y la activación de la energía de los meridianos de la espina dorsal.

Las personas con baja tensión arterial pueden llegar a sentir un ligero mareo debido a que SACRUS disminuye un poco la presión sanguínea.

Durante o después de la sesión puedes experimentar sensaciones raras como calor, frío, vibración o algo similar en su cuerpo. No te asustes, tus cadenas nerviosas se están reactivando, en una o dos sesiones y desaparecerá. Se recomienda usar durante 2 o 5 sesiones SACRUS de forma suave.

COMPLEMENTAR SACRUS CON CORDUS

En caso de contar con 2 aparatos, SACRUS y CORDUS, se recomienda realizar primero la terapia habitual de SACRUS y después seguimos con la sesión de CORDUS. También se puede aplicar un día SACRUS y otro día CORDUS.

No tengo dolor de espalda, ¿para qué usar SACRUS?

No tener dolor en la espalda no significa que esté libre de problemas. El peligro de los procesos malos de la espalda es que pasan de manera silenciosa ¡Según estadísticas médicas el 70% de las personas que tienen problemas de hernias, desgaste, espasmos, etc. en la espalda no experimentan dolor y pueden vivir durante años y no darse cuenta, hasta que el malestar surge en una etapa avanzada, siendo necesario, en algunos casos, la cirugía!

Aunque la mayoría de las personas no se dan cuenta, por traumas de nacimiento, vida sedentaria, caídas en la niñez, actividad deportiva, etc, tienen el sacro y atlas (primer cervical) desviados y espasmados, mientras que el diafragma se encuentra tenso a causa del estrés diario. Con el tiempo se desarrollan enfermedades graves y también afecta el sistema inmunológico. Mediante descarga osteopática suave, SACRUS recupera el funcionamiento de estos centros. SACRUS es un excelente aliado anti-estrés.

SACRUS como detector de los problemas

Si al usar el aparato experimentas molestia en alguna zona de columna u otra parte del cuerpo, significa que SACRUS detectó el origen de un problema. Se recomienda hacer un diagnóstico con un especialista.

Enfermedades en órganos internos

SACRUS es un complemento efectivo en el tratamiento de enfermedades de los órganos internos.

Cada vértebra de la columna está conectada a un órgano interno en específico. La señal del cerebro pasa hacia cierta vértebra y después llega al órgano indicado, y viceversa.

La posición incorrecta del Sacro y Atlas o tensión en la zona del diafragma pueden provocar enfermedades graves en los órganos internos. La aplicación básica de SACRUS ayuda a recuperar la motricidad y conexión de la columna, restaura el funcionamiento de las cadenas nerviosas, mejora el nivel inmunológico y flujo de energía. Puede ser buen complemento para cualquier tratamiento.

¿SACRUS no le ayudó? ¿No ha sentido mejoría?

Menos del 1% de nuestros clientes no logran obtener resultados. Según nuestras investigaciones esto se relaciona a:

Incorrecto uso del aparato, consecuencia de no leer con atención el manual

No tener un diagnóstico correcto

No ser constante en sus terapias con SACRUS.

Si no ven resultados inmediatos dejan de usar el aparato.

Si SACRUS no le ayuda a solucionar su malestar de forma rápida puede ser porque para su diagnóstico son necesarias más sesiones. Para otros diagnósticos como son los degenerativos, el aparato no cura el padecimiento, pero puede ayudar a detener el avance de la enfermedad, lo que también es un buen resultado. En estos casos le recomendamos no suspender el uso del aparato, sino complementarlo con otros tipos de terapias. Consulte a su médico.

El uso constante del aparato dará mejoría para su columna y el resto del organismo. Es como tener su propio masajista, quiropráctico y acupunturista en casa. Si logró buenos resultados con SACRUS, no deje de usarlo. Relájese con SACRUS por lo menos una vez a la semana. Los malos hábitos de la vida diaria provocan la aparición de espasmos musculares causantes de un sin número de padecimientos. Haga de SACRUS parte de su vida.

 

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com
Abrir chat
MENU
0

Tu carrito